Lindor Men - sistema urinario

Sistema urinario masculino

El sistema urinario está compuesto por un conjunto de órganos encargados de mantener el equilibrio entre las sustancias químicas y el agua del cuerpo. Esto se consigue a través de la eliminación de los desechos vía la orina. Las personas adultas generamos entre un litro y un litro y medio al día de orina.

El aparato urinario está compuesto por dos riñones, dos uréteres, una vejiga, dos músculos esfínteres, la uretra y en el caso de los hombres también la próstata, pero ¿Qué función tiene cada órgano?

  • La próstata — es una glándula que esta ubicada justo debajo de la vejiga de los hombres y delante del recto. Específicamente rodea la uretra y tiene 3 funciones principales. La principal es la de generación del líquido prostático, el cual protege los espermatozoides, aumentando así las posibilidades de fecundar un ovulo. Pero también tiene una función valvular en el coito, así como de protección de los órganos internos, consiguiendo así muchas menos infecciones de orina que las mujeres. Su tamaño es el de una nuez, pero con el paso de los años su tamaño se va agrandando hasta poder llegar a generar algún trastorno urinario como la Hiperplasia Benigna de Próstata.
  • Suelo pélvico masculino— es el conjunto de músculos y ligamentos que rodean la cavidad abdominal en su parte inferior. Van des de el final de la columna (coxis) hasta la parte baja del estómago (hueso púbico). Sostienen todos los órganos pélvicos (vejiga, uretra y recto) y aseguran su normal funcionamiento. Es dinámico, lo que significa que se adapta a nuestro movimiento, pero siempre manteniendo una adecuada tensión que sujete los órganos dentro de la pelvis. Cuando el suelo pélvico se debilita, surgen problemas que pueden afectar a los órganos que protege y derivar en algunos trastornos urinarios. Con el paso del tiempo, estos músculos, como al resto del cuerpo, van perdiendo fuerza, pero por suerte, se pueden mejorar con algunos ejercicios.
  • Los riñones y uréteres— En los riñones, los desechos del cuerpo derivados de la alimentación, otras funciones del cuerpo y el agua son convertidos en orina para poder expulsarlos del cuerpo y es a través de los uréteres por donde viaja la orina de los riñones a la vejiga. Los músculos de su alrededor son los encargados de hacer viajar la orina hasta la vejiga y evitar que se almacene en los riñones, lo que podría causar una infección renal y derivar en complicaciones mayores.
  • Vejiga— Se encuentra sobre la pelvis y tiene forma de bolsa que se ajusta su tamaño en función de la cantidad de orina que almacena. Con un correcto funcionamiento de esta, puede almacenar durante varias horas hasta necesitar su vaciado. Un humano adulto puede generar hasta un litro y medio al día de orina.
  • Esfínteres — Son los músculos alrededor de la boca de la vejiga con la uretra que hacen de válvula y presionan para evitar el escape de la orina. Un mal funcionamiento de estos o su debilitamiento pueden generar pérdidas de orina.
  • Uretra— es el canal por el que expulsamos la orina. En el caso de los hombres es hasta 3 o 4 veces más largo que el de la mujer por la propia anatomía masculina. Si existe algún tipo de obstrucción como el agrandamiento de la próstata, podemos encontrarnos con algunos trastornos urinarios.
Sistema urinario