Lindor Men - Consejos para una mejor calidad de vida

Consejos y prevención

Consejos y cómo prevenir las pérdidas de orina

Las pérdidas de orina se pueden tratar de distintas maneras, pero el objetivo siempre es mejorar la calidad. Lindor Men te da unos consejos fáciles de seguir y que pueden ser de gran ayuda.

A modo general realiza ejercicio físico de forma regular, y acude al urólogo una vez al año a partir de los 40 años.

Lindor Men - ingesta por la noche
Reducir la ingesta de líquidos justo antes de ir a dormir
Existe la tendencia a reducir la ingesta de líquidos cuando se tienen pérdidas de orina. No debemos actuar así porque son necesarios para nuestro organismo y contribuyen a su correcto funcionamiento. Para adultos mayores de 35 años se recomienda consumir 30 ml de agua por kg de peso entre bebida y alimentos, preferentemente con agua y fruta.


Sí que puedes reducir el consumo de líquidos siempre que ya hayas bebido durante el resto del día.
Lindor Men - limitar los estimulantes
Limitar la cantidad de alcohol, cafeína y teína
Los alimentos que contienen mucha agua (diuréticos), así como las bebidas alcohólicas, harán trabajar a nuestro organismo para producir una gran cantidad de orina.


No tenemos por qué dejar de tomarlos sino conocerlos para controlarlos y reducir su consumo. Estos son: calabacín, melón, sandía, espárragos, endivias, uvas, níspero, melocotón, alcachofa, apio, berenjena, coliflor, cebolla, bebidas alcohólicas, excitantes (té, café, etc.).
Lindor Men - estreñimiento
Evitar el estreñimiento
Por compresión puede empeorar la sintomatología.


Por eso es importante llevar una dieta saludable, y esto implica que contenga fibra, para un adulto se recomiendan 30g al día. Los alimentos ricos en fibra son las harinas integrales, nueces, peras, naranjas, brócoli, zanahorias, maíz, etc. Además, para una dieta equilibrada se deben incluir 5 porciones de fruta y verdura al día, la mejor forma de hacerlo es combinando diferentes frutas y verduras de temporada.
Lindor Men - medicación
Revisar la medicación
Si tomas medicación, revisa el prospecto, ya que algunos medicamentos pueden agravar los síntomas (diuréticos, descongestivos, antihistamínicos). Consulta con tu médico otras opciones de tratamiento.
Lindor Men - doble vaciado
Haz un doble vaciado
Tras vaciar completamente la vejiga, espera un momento, relájate e intenta volver a orinar.

Activar el suelo pélvico

La importancia de la respiración

Mientras estás practicando los ejercicios de suelopélvico debes realizar la llamada respiración diafragmática.

Consiste en inspirar profundamente como si quisieras llevar el aire hacia la zona lumbar (la que se encuentra entre la pelvis y el tórax). Esta técnica activa el diafragma, que a su vez implica a los músculos del suelo pélvico. No aguantes la respiración durante los ejercicios. Respira con naturalidad, inspirando por la nariz y espirando por la boca, ligeramente abierta. Al final de cada repetición, relájate durante el doble del tiempo que hayas mantenido la posición activa.

Ejercicios para endurecer los músculos del suelo pélvico

La debilidad de la vejiga se puede mejorar ejercitando regularmente los músculos del suelo pélvico.

Aquí encontrarás algunos ejercicios que puedes hacer en casa. Rellena el formulario y descarga el documento completo con los 6 ejercicios principales.

Lindor Men - ejercicio suelo pélvico respiración
1. Respiraciones
Posición de inicio: Túmbate sobre tu espalda y flexiona las rodillas. Pon las manos reposando a ambos lados del abdomen.

Ejercicio: Comienza activando los músculos que rodean el recto, apretándolos como si estuvieras reteniendo los gases intestinales. Contrae ligeramente el abdomen inferior hacia la columna vertebral y tensa los músculos que rodean la uretra como si quisieras detener el flujo de orina. Mantén los glúteos presionados contra la colchoneta. Aumenta gradualmente el tiempo que mantienes esta presión, de 3 a 5 y luego a 7 segundos. Lentamente, relaja todos los músculos mientras espira. Al final de cada respiración, relájate durante el doble del tiempo que hayas mantenido la posición activa.
Lindor Men - ejercicio suelo pélvico puente
2. El puente
Posición de inicio: Túmbate sobre tu espalda y flexiona las rodillas. Pon los brazos relajados a lo largo del cuerpo, con las palmas de las manos hacia abajo.

Ejercicio: Al igual que en el ejercicio 1, contrae los músculos que rodean el recto y la uretra, mete la parte baja del vientre hacia dentro, en dirección a la columna, y aprieta los músculos de la región abdominal inferior. Eleva la pelvis separándola ligeramente del suelo y mantén esta posición durante 3, 5 y luego 7 segundos. Cada vez, baja lentamente la pelvis a la colchoneta y relaja los músculos que haya tensado. Al final de cada repetición, relájate durante el doble del tiempo que haya mantenido la posición activa.
Lindor Men - ejercicio suelo pélvico
3. Decúbito prono
Posición de inicio: Túmbate boca abajo en la colchoneta, pon las manos debajo de la frente con las palmas hacía abajo. Mantén las piernas estiradas y ligeramente separadas.

Ejercicio: Mientras espiras, estira la columna vertebral y tensa los músculos que rodean el recto y uretra. Mete ligeramente la parte baja del abdomen hacia dentro, en dirección a la columna, y aprieta los músculos de la región abdominal inferior. Empuja suavemente los tobillos y las caderas contra la colchoneta. Mantén esta posición durante 3, 5 y 7 segundos; después relaja lentamente los músculos hasta la posición de inicio. Al final de cada repetición, relájate durante el doble del tiempo que hayas mantenido la posición activa.

Descarga los 7 ejercicios principales para fortalecer el suelo pélvico

Los músculos del suelo pélvico, al igual que los del resto del cuerpo, van perdiendo fuerza con el paso del tiempo. Ejercítalos con la guía de Lindor Men.

La sociedad LABORATORIOS HARTMANN, S.A. (en adelante, HARTMANN), tal y como se le ha informado anteriormente, es titular de sus datos de carácter personal y los utilizará para gestionar la consulta. No obstante lo anterior, en caso que nos autorice expresamente, mediante marcación, en el check-box, sus datos de carácter personal podrán ser utilizados, además, para poder contactarlo, por cualquier medio, incluso vía internet, para la finalidad de publicidad comercial de los servicios y productos que ofrece HARTMANN. En este tratamiento, el consentimiento es la base legal del tratamiento, y sus datos se mantendrán hasta el momento que Ud. comunique expresamente su voluntad de revocarlo. Los datos no se comunicarán a terceros. Ud. podrá ejercer los derechos de acceso; rectificación; supresión; limitación del tratamiento; portabilidad de los datos y oposición. Para el ejercicio de tales derechos el interesado puede enviar su solicitud al delegado de protección de datos por correo electrónico informacion@hartmann.info. En todo caso, Ud. tiene derecho a presentar una reclamación ante la correspondiente autoridad de control (AEPD) si lo estima oportuno.

Consulte nuestra Política de Privacidad

¿Cómo controlar la urgencia de orinar?

Primero de todo es importante entender que la urgencia de orinar no dura más de 5 minutos. Si superas estos 5 minutos, ¡habrás ganado!

No debes ir al baño durante los impulsos más fuertes de orinar, ya que el movimiento y la respiración fuerte aumentan la presión sobre la vejiga.

En su lugar, siéntate o mantente derecho durante los 5 minutos. Si puedes, inclínate un poco hacia adelante como si te quisieras atar los zapatos. Esto normalmente reduce la urgencia de orinar inmediatamente. Aprieta el suelo pélvico todo lo que puedas para evitar cualquier fuga. Cuando pasen las ganas de orinar, ve al baño lentamente y mantén el suelo pélvico cerrado tensionándolo.

¿Cómo evitar el goteo después de orinar?

Un problema muy común son las pequeñas gotas de orina que salen de la uretra después de haber ido al baño. Esto puede generar una pequeña mancha en los pantalones.

Se puede prevenir esto fácilmente apretando los músculos del suelo pélvico después de vaciar la vejiga, o también, poniendo tus manos detrás del escroto y haciendo presión hacia arriba y ligeramente hacia delante. De esto modo, cualquier gota de orina que se haya quedado en la uretra será expulsada en el baño.